Welhome

La gestión actual del diseño web

Para referirse al diseño web actual, Ponce Díaz (2017) se sirve de la definición de la RAE (el “conjunto de informaciones de un sitio web que se muestran en una pantalla y que puede incluir textos, contenidos audiovisuales y enlaces con otras páginas”) para aludir a la caducidad de esta definición. En sus palabras, esta especialidad del diseño gráfico trasciende esta interpretación y apunta hoy en día a “crear interfaces de interacción entre esa información con la mejor experiencia posible para el usuario. Fácil, intuitiva, agradable a la vista, eficaz” (Ponce Díaz, 2017, párr. 4).

Prácticamente hasta ayer mismo, los proyectos web se dividían en dos tipos fundamentales: páginas estáticas y dinámicas. Las primeras serían aquellas que, en esencia, ofrecen una información (más o menos) inalterable: en general, el proceso de ejecución es más rápido, pero, al emplear exclusivamente código del lado del cliente, dificultan la modificación de los contenidos y no ofrecen al emisor ni al usuario opciones de interacción especiales. En la actualidad, el número de casos de esta variante resultan muy escasos. Por su parte, las webs dinámicas (el segundo tipo), mediante la aplicación de programación del lado del servidor y la gestión de bases de datos como algunos de sus recursos más notables, permiten el desarrollo de aplicaciones que favorecen la interacción del usuario. Algunos gestores de contenidos (CMS), como Wix, pertenecerían a esta segunda categoría.

Diseño responsive o adaptativo

Asimismo, se puede decir que, a día de hoy, son absolutamente residuales aquellos trabajos cuya fisonomía permanece ajena a las peculiaridades de cada dispositivo móvil (ordenador, tableta o teléfono inteligente). El diseño web actual no se concibe sin los denominados diseños adaptativos (responsive), que se popularizan a raíz del masivo empleo de dispositivos móviles, ya que permiten ajustar la representación gráfica a las distintas resoluciones de pantalla (Caldwell & Zapatterra, 2014). “Así, la página que muestra varias columnas en el monitor del ordenador pasará a tener una única columna cuando se visite desde un dispositivo móvil” (Nielsen y Budiu, 2013, p. 47).

Las variaciones no afectan únicamente a la estructura, sino que permiten diferentes ajustes ópticos en algunos atributos gráficos (en los tipos de letra y, especialmente, el cuerpo tipográfico) y, en algunos casos, cambios en el contenido, con información que suele sintetizarse en los dispositivos de menor tamaño. Nielsen y Budiu (2013) se refieren a tres estrategias básicas en la adaptación de la información al dispositivo:

· Suprimir las funcionalidades innecesarias en los dispositivos móviles.
· Reducir la cantidad de texto y desplazar los contenidos menos relevantes a páginas secundarias.
· Ampliar los elementos de interacción (enlaces, botones) mara mejorar el uso y evitar el problema del “dedo gordo”.

Vinculado a este fenómeno del diseño adaptativo, la filosofía del mobile first, defendida por multitud de profesionales, implica —como su propio nombre indica— formular inicialmente la representación gráfica para las pantallas más pequeñas, centrarse únicamente en los elementos y las acciones más importantes de un sitio web y, así, mejorar la usabilidad y la experiencia del usuario, desde la interpretación que sugiere que es “mucho más fácil rellenar que limpiar”. Debido al dramático giro que ha experimentado la tecnología en los últimos años —especialmente a raíz de la universalización de los nuevos dispositivos inteligentes—, este método propicia numerosas ventajas y cuenta con numerosos adeptos.

Wix, una herramienta todoterreno de diseño web

Existe actualmente una notable oferta de recursos online que proporcionan al usuario la posibilidad de un desarrollo autónomo de los proyectos web. Uno de los más sobresalientes es Wix, plataforma con ha experimentado un extraordinario crecimiento en los últimos años y que se dirige a un público muy heterogéneo: desde aquellos usuarios que carecen de experiencia en este ámbito a aquellos diseñadores más avezados que buscan una herramienta ágil y solvente para su quehacer cotidiano.

La herramienta ofrece dos opciones básicas para la creación de sitios web dinámicos y adaptativos:

· La posibilidad de obtener un sitio web gratuito mediante una herramienta de Inteligencia Artificial de Wix (ADI). En esta primera solución, el usuario tan solo tiene que responder a algunas preguntas sobre su perfil y sus tareas o funciones, un breve cuestionario tras el que la plataforma detecta sus necesidades y define los parámetros visuales: estructura, paleta cromática o combinación tipográfica. Una vez definido esta configuración, la página queda publicada con un simple clic.

· La customización total del diseño mediante el Editor de Wix. Con Wix Corvid, además, se pueden agregar funciones más avanzadas, prácticamente ilimitadas: configurar colecciones propias de bases de datos, crear páginas web ricas en contenido, agregar formularios personalizados o cambiar el comportamiento del sitio con las APIs. Asimismo, el contenido generado es perfectamente compatible con los objetivos de SEO.

En definitiva, Wix es una solución completa, versátil e intuitiva que ofrece tanto al diseñador amateur como al más experto profesional las funciones necesarias para el diseño, desarrollo y publicación de sitios web perfectamente competitivos.

Referencias

Caldwell, C. y Zappaterra, Y. (2014). Diseño editorial. Periódicos y revistas / Medios impresos y digitales. Barcelona: Gustavo Gili.

Nielsen, J. y Budiu, R. (2013). Usabilidad en dispositivos móviles. Madrid. Anaya Multimedia.

Ponce Díaz, A. (20 de febrero de 2017). La evolución del diseño web. No. Mejor, diseño de interfaces y experiencia de usuario. Medium. Recuperado de https://medium.com/espanol/la-evoluci%C3%B3n-del-dise%C3%B1o-web-dfc70f468669

Wroblewski, L. (2011). Mobile first. New York: A Book Apart.

1 comentario

Deja un mensaje