La editorial Taschen acaba de publicar Logo Beginnings, la primera monografía dedicada a los orígenes del diseño de marcas gráficas, unos logotipos (según la denominación convencional) que nacen en la segunda mitad del siglo XIX para sustituir a los símbolos tradicionales (los motivos heráldicos, por ejemplo) y que experimentan una radical transformación visual, desde su primitiva forma figurativa hasta la abstracción actual.

Este imponente volumen de gran formato —desarrollado por Jens Müller, autor del también formidable Logo Modernism, de la misma editorial— recoge más de 6000 marcas gráficas creadas entre 1870 y 1940 y organizadas aquí en cuatro grandes categorías de diseño, según su naturaleza gráfica (Figurativo, Forma, Efecto y Tipográfico), que, a su vez, se subdividen según criterios formales más específicos (gente, animales, círculo, cuadrado, superposición, rotación o logos de 2 y 3 letras, por citar solo unos ejemplos). Como evidencian los ejemplos, algunos de estos principios —más allá de la evidente evolución plástica— siguen muy vigentes en el diseño de identificadores más reciente.

La anterior recopilación de casos se completa con una introducción del autor sobre la historia de las marcas comerciales y una reproducción del primer análisis de los logos modernos, realizado por F. H. Ehmcke en 1921. El análisis incluye, asimismo, diez case studies que muestran la evolución de marcas históricas como Olivetti, Shell, Opel, Universal Studios o NBC. Se trata, en definitiva, de una publicación imprescindible para conocer el origen y la evolución de la Identidad Visual Corporativa, una de las ramas imprescindibles del diseño gráfico moderno.

Müller, Jens (2022). Logo beginnings. Taschen. 432 páginas. 60 euros.

Deja un comentario