«Los públicos ya no quieren ser públicos. La necesidad de crear y contribuir está transformando la experiencia compartida. Las mejores marcas se convierten en movimientos culturales». Es la filosofía de Puncture, un estudio de Toronto especializado en identidad visual.

Deja un comentario