El extraordinario dominio del lenguaje visual permite al australiano Rob Cordiner moverse con gran fluidez entre diferentes códigos, estilos y técnicas de formalización. Así, asombra contemplar portentosa ejecución de proyectos que apuestan por el minimalismo del vector, el collage o la fotografía, la profusión o la economía de elementos, la planitud o la tridimensionalidad, con la misma impecable rúbrica y soltura en todos ellos. Recuperado también de Heavy Backpack.

Leave A Reply