La absoluta supresión del ornamento y lo superfluo, la asignación del mando a la tipografía, humildes paletas cromáticas y la gestación de fuertes identidades parecen ser los criterios fundamentales en el diseño de la neoyorkina Sarah Elizabeth Berks, de cuyo excelente trabajo se han hecho eco numerosos blogs y páginas especializadas. No es para menos. Yo lo veo en Changethethought.

Leave A Reply