Conozco mediante el formidable AisleOne de Antonio Carusone el trabajo de los australianos Swear Words, genial estudio de diseño que se mueve principalmente en diseño web, identidad visual y packaging. Es en esta última disciplina en la que demuestran principalmente una línea de austeridad formal absoluta (¿excesiva, quizás?),  sobre todo en los productos dermatológicos de Jaqueline Evans (arriba), con colores pastel, discretos tipos de palo y un logo ubicado en un mínimo plano secundario.

Leave A Reply